Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 8 de junio de 2017

De visitas, regalos y una espalda tribanda

Ya sabéis que soy muy fan del buen tiempo, por lo que en estas vacaciones he disfrutado mucho, aunque no haya salido todos los días. A mí el simple hecho de poder estar en casa en manga corta y observar cómo la ropa se me seca en el mismo día, ya me hace una persona feliz.

Como recordaréis, os comenté que esperaba visitas de allende los mares, que vinieron una noche a casa y después tiraron para el norte, para finalmente volver a Madrid un par de días antes de tomar el avión que los llevaría de regreso.

Las visitas vinieron cargadas de regalos de mi mami, quien me tejió con esas manitas (mucho más habilidosas que las mías) una bufanda y dos gorritos. Los dos gorritos eran exactamente iguales pero de distinto tamaño porque con el primero pensó que era demasiado pequeño y me hizo otro, para ver cuál me servía. El caso es que los dos han vuelto a Montevideo porque hasta el grande me quedaba pequeño, así que dijo “pues mándamelos, que los destejo cual Penélope esperando a Odiseo y tejo otro más grande”. En su defensa diré que la culpa fue mía, porque me pidió que me midiese el cabezón y ni eso fui capaz de hacer correctamente. También me mandó dos tazas de grupos musicales uruguayos que seguro que no conocéis y un colgantito muy mono que aún debo estrenar. Me había prometido una bandera para colgar en el balcón cuando hay partido pero no llegó. Como buena hija caprichosa, se la reclamé y me dijo que no había querido cargar a su amiga con más cosas, pero que ya la mandaría y que hay que ver cómo soy. Pues sí. Así soy. Por su parte, las visitas me trajeron un libro que relata la historia de Clarita García de Zúñiga (en este post tenéis un cuadro con su careto y un enlace a la leyenda que gira en torno a su persona). Por si os interesa, el libro se llama “Clara, la loca” y es de Mercedes Vigil.

Yo a mi madre también le mandé cositas, que no se diga, pero como todavía nos las ha recibido, no desvelo nada.

Bueno, que me he desviado ya mucho. El único día que tuvieron los pobres para hacer un poco de turismo por Madrid los llevamos a ver el Madrid de los Austrias, que es como lo más representativo, y el Parque del Retiro. Menuda panzada a andar que nos metimos todo el día y el sol pegaba cosa mala. Yo encantada, claro, porque hacía bueno (¿veis como el primer párrafo del post estaba escrito por algo?) pero no tomé la precaución de bañarme en protección solar, lo cual provocó que ahora tenga la espalda marcada con: a) La marca de los tirantes del sujetador; b) La marca de los tirantes de la camiseta y c) La marca diagonal del bolso bandolera. Vamos, que ahora tengo una espalda tribanda de lo más fashion.

Gajes del oficio.

32 comentarios:

  1. Qué mami más maja tienes, que hasta te hace y deshace gorritos.
    Pues este fin de semana vas a ser feliz con las temperaturas.
    Yo no :(
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! Aunque estoy tan agotada que no sé si saldré, por mucho calor que haga. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Que buenas esas visitas de este lado del mundo!! Y encima cargadas de regalitos! Mejor que mejor.
    Me hizo gracia lo de los gorritos.. tan pequeños eran?
    Y de que bandas uruguayas estamos hablando? Yo estoy escuchando bastante canciones de Marama y de Rombai. Estan muy de moda, tal vez algo pasajero, pero tienen ritmo y para cualquier fiesta van bien. O para tenerlas de fondo mientras se hace la limpieza de la casa.. o para bailarlas en el living mientras el gato mira indiferente… ejem, ejem..
    Que sigas disfrutando esos calores, esta vez con protector solar. En espaldas mal quemadas yo soy experta, he tenido también unas cuantas..
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una es del Cuarteto de Nos, que sé que los conoces y la otra es de La Vela Puerca, que no sé si los conocerás.
      No soporto a Rombai. Jajajaja. Marama no lo conozco. Ya investigaré.

      El más grande que me hizo no era taaaaan pequeño pero igual me apretaba un poco. Jajaja.

      Besos!!!

      Eliminar
    2. Si, conozco a ambos grupos..
      Marama es muy parecido a Rombai.. no te va a gustar tampoco! :-)

      Eliminar
    3. Sí, ya me di cuenta. Jajajaja.

      Eliminar
  3. Parece mentira que una madre pueda olvidar la privilegiada cabeza que tiene su hija.
    Yo que estaba tratando de averiguar si la opción correcta era la a), la b) o la c) y resulta no eran opciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No la tengo muy grande pero la medí mal...

      Y no, no son opciones, me pillé todas las marcas posibles...

      Besotes!!!

      Eliminar
  4. qué ilusión que nuestra madre nos regale cosas! hay cosas que no cambian aunque crezcamos.
    lo de la marca de la bolsa en bandolera en el hombro también me pasaba cuando iba a la playa. y de las marcas de las chanclas en los pies, ni hablemos.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buffff, yo cuando fui a California andaba siempre con una sandalias de lo más cómodas que se atan con un cordón alrededor del pie. Me pasé el resto del verano con una especie de tatuaje muy extraño. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  5. Aaaay pobre. Date kilos de crema hidratante. Cómo suele la piel quemada por el sol. Estos días son muy traicioneros. El otro día encontré una crema solar para bebés factor 100 y me la compré sin pensarlo dos veces. Ahora embadurno a toda la familia con esa. Y no le pongo al gato porque no sale a la calle que si no... Que amor tu madre que te hizo los dos gorritos. A ver cómo te mediste la cabeza jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no me dolió. Yo tengo la ventaja de que la piel se me pone roja pero luego se le va yendo y hasta queda con color. No me descamo ni nada.

      Pues me la medí como ella me dijo pero mal, evidentemente. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. A mi también me pone de muy buen humor el verano y los calores previos al verano. Podría hacer menos calor, sí, pero de todas formas compensa por todo lo demás.

    Buenísimo lo de los dos gorros, a ver si con el tercero lo consigue, y midete bien el melón!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ahora ya ha sido en plan "ponle un pelín más y así no aprieta". Verás como a ojo queda mejor. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Espalda para todos los gustos... Bien aprovechados los días con tu familia. Y buenos regalos. Ya nos contarás sobre el libro.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son familia. Son amigos de mi madre pero igual, muy bien.
      El libro me ha gustado. Te comenté algo en tu blog, creo recordar. Es una historia muy interesante. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Jajaja, es que las espaldas tribandas son el no va más.
    Me alegra que recibieras esos regalitos chulos y a ver si tu madre te teje ese gorro talla XXL antes del invierno para que puedas lucirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es XXL, no exageres... Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Hola! Que rabia da cuando el sol nos la juega de esa mala manera, marcando nuestras espaldas, jajaja. Que pena lo de los gorritos, pero bueno hasta que vuelva el frío tu madre tiene tiempo a deshacer y volver a tejer, jejeje.
    Por cierto, mi madre también es la más feliz cuando ve que la ropa se seca en un día, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que eso es una gozada. Jajajaja.

      Y sí, ahora no tenía yo intención de ponerme gorritos. Besotes!!

      Eliminar
  10. Mujer, lo de la protección solar es básico! Yo es que soy una histérica de no ponerme morena, de no quemarme y de que por dios, no me salgan más manchas. Así que voy siempre cubierta de crema.
    En fin, me alegro por los regalitos y las visitas, que siempre animan mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que paso bastante de eso, a menos que vaya específicamente a tomar el sol. A mí sí me gusta ponerme morena. Jajajajaja.
      Besotes!!!

      Eliminar
  11. El gorrito ya para el siguiente invierno. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora, desde luego, no lo necesito. Jajajaja. Besotes!!!!

      Eliminar
  12. El buen tiempo y Madrid es lo que tiene: o te embadurnas a protección solar o marcada terminarás. Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es. Pero yo siempre he sido muy bestia para esas cosas. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  13. Siempre es una buena noticia saber que mami viene a casa :3

    Si te sirve de consuelo, yo me he afeitado la cabeza por primera vez y he descubierto que NO debo bajo ningún concepto permitir que el sol me dé en lo que viene siendo la azotea polar (por lo blanco, je) porque, como soy alérgico al sol, me salen granitos.

    Peste de genética, oyes. Somanta de palos tenía el Mendel ese, todo el día dale que te pego con sus guisantitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vino mi mami. Vinieron amigos de ella, a los que utilizamos vilmente de recaderos. Jajajaja.

      Yo no me afeito la cabeza pero tengo tres pelos, así que cuando voy a estar mucho al sol tengo que ponerme un gorrito o algo si no quiero morir de insolación. Mi madre también tiene poco pelo, así que el Mendel ese era un asqueroso, cierto. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Jajajaja, como una cebra urbana :) Disfruta de los regalitos!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No lo había pensado pero hasta me ha molado la idea... Besotes!!!

      Eliminar
  15. Seguroq ue esa visita a matar a andar, bajo el sol, con quemaduras... no tenías ganas de que se fueran? eh?
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la verdad es que no. Mola tener visitas de vez en cuando. Besotes!!!

      Eliminar